Está en: Inicio / Productos / Passepartout / Entendiendo el passepartout

Entendiendo el passepartout

Consulta al instante de 8:00 a 19:00
Modelos

Una breve historia del paspartú

Las formas más antiguas de paspartú utilizadas fueron los paneles de madera, generalmente decorados y dorados junto con el marco. No fue hasta el siglo XV, cuando se desarrolló la fabricación de papel, que empezaron a utilizarse obras de arte en papel y láminas en forma de folios.

La primera forma de paspartú en folio utilizado era similar a las cubiertas de libros y se utilizaba para apoyar, proteger, almacenar y transportar páginas y obras de arte finas de vitela y papel.

Cuando se desarrolló el vidrio en el siglo XVI, el papel se podía exhibir en un marco convencional, junto con un tablero decorativo diseñado para ayudar a realzar la obra de arte.

En el siglo XIX, la forma familiar de un paspartú con una ventana y un soporte posterior de apoyo se estaba convirtiendo en un formato común de almacenamiento y exhibición de obras de arte en papel.

A finales de la década de los 20 se fabricaron por primera vez los paspartús con fibra de algodón.
 

Ser el mejor taller de enmarcación en su zona empieza con los mejores productos

El paspartú es un componente fundamental en la mayoría de imágenes enmarcadas. Sin embargo, entender la amplia gama de información y opciones disponibles en los paspartús puede ser desalentador.  En este escrito, el objetivo es proporcionarte algunas ideas útiles sobre es paspartú para ayudarte a disipar algunos de los mitos y descifrar algunos de los hechos sobre este aspecto vital de nuestra profesión.

Los dos propósitos principales para el paspartú son proporcionar protección para la obra de arte y mejorar el diseño del enmarcado.

1- Protección. La última encuesta realizada por “Professional Picture Framers Association” en USA desveló que el principal motivo por el que un consumidor  eligió enmarcar una obra de arte era para protegerla. La preservación, claramente, es de primordial importancia para los consumidores.

2- Mejora. El paspartú puede ayudar al observador a enfocar correctamente la imagen. Esto se logra a través de una  combinación de distancia, equilibrio, proporción y color para ayudar a mejorar el motivo dentro de su entorno de visualización.

Desde una perspectiva empresarial, un propósito secundario para usar paspartú es que la introducción del paspartú puede aumentar tanto el tamaño como el nivel de valor en la venta de un marco.

Cómo está hecho un paspartú?

El paspartú se compone de capas de papel de diversos grosores, laminadas juntas. El papel y el núcleo de un paspartú están hechos de pulpa de madera no purificada, pulpa de alfa-celulosa purificada o, en el caso de los paspartús de grado museo, pulpa de algodón.

El principal componente de cualquier papel es la fibra de celulosa. Las fibras de celulosa están formadas por cadenas de moléculas definidas como alfa, beta, gamma y hemi celulosa, que definen la longitud de la cadena molecular y la forma de la fibra. El grado y la calidad del paspartú se basan en la combinación de estas fibras de celulosa, que a su vez se define por el uso y las características requeridas del paspartú. Las fibras alfa celulosa poseen la cadena molecular más larga y más fuerte y ofrecen el más alto rendimiento en estructura y longevidad para papeles y tableros permanentes.

La alfa celulosa proviene de la pulpa de algodón o de la madera, y ninguna de ellas es “pura” cuando se obtiene de forma cruda. Tanto la pulpa de algodón como la de madera deben someterse a un proceso de purificación mecánica y química para “cocinar” y eliminar los componentes indeseables tales como la lignina (madera) y la cera (algodón) y disolver cualquier componente que no sea celulosa. Las fibras restantes se lavan y blanquean con peróxido de hidrógeno para purificación adicional y blanqueamiento.  Se agregan agentes reguladores como el carbonato de calcio (yeso) a la pulpa purificada para crear una reserva alcalina (regulador).

Cuando se trata del coste de la pulpa, el mayor contenido porcentual y la mejor calidad de la celulosa alfa con las menores impurezas que tiene, más cara es. Por lo tanto, paspartús de grado conservación son más caros que otros paspartús más baratos. Cualquier exceso de proceso o contenido añadido de pulpa reciclada introduce una gran proporción de moléculas de celulosa de longitud más corta, que no son estables. Esto reduce el grado general, la calidad y el precio de la pulpa.

Los paspartús de algodón contienen una fibra de celulosa más larga, porque se requiere menos proceso para purificar la materia cruda. Estas fibras largas incrementan la esperanza de vida de los paspartús alfa celulosa de décadas a siglos.

Una mirada a la lignina

La lignina es una substancia orgánica con aspecto de cola presente en la pulpa cruda de madera que une las diferentes fibras juntas. Cuando está presente, esta lignina se oxida con el tiempo, causando que las fibras de celulosa se descompongan y se degraden creando subproductos ácidos. Este ácido puede migrar y volverse dañino para otros productos de base papel, como obras de arte dentro de un marco. El proceso por el cual una obra de arte empieza a deteriorarse, decolorándose y volviéndose quebradizo, se llama comúnmente quemadura ácida.

Solamente para la mejor calidad, en los paspartús de grado conservación se ha eliminado la lignina de su pulpa para crear un material estable y seguro. Pulpa más barata, como la usada en materiales estándares con alma blanca para decoración, puede aún contener lignina, que con el tiempo puede convertirse en ácida y dañina para la obra de arte.

Amortiguación (buffering) y libre de ácidos

El ácido daña las obras de arte, una solución para neutralizar el ácido es diluirlo con una substancia alcalina para absorber y neutralizar el ácido. Se agregan agentes amortiguadores alcalinos, como el carbonato de calcio, a la pulpa durante el proceso de fabricación para reducir la acidez general del material e incluso ayudar a protegerlo de los subproductos ácidos que puedan desarrollarse en un futuro.

Sin embargo, los paspartús de baja calidad comercializados como libres de ácidos pueden contener elementos peligrosos que causan ácidos, como la lignina, por lo que no necesariamente están completamente libres de ácido. Estos paspartús más baratos se pueden amortiguar con suficiente aditivo alcalino para registrar un nivel de pH superior a 7.0 en el momento de la fabricación. Sin embargo, este pH solo puede ser temporal, ya que la reserva alcalina eventualmente puede saturarse con subproductos ácidos a lo largo del tiempo, con el resultado inevitable que se vuelva ácida y potencialmente dañina para la obra de arte. Una descripción más acertada para estos paspartús sería “temporalmente libre de ácidos!!”.

También es importante tener en cuenta que, en algunos casos, la amortiguación alcalina puede ser perjudicial para ciertos tipos de materiales orgánicos basados en proteínas como el cuero, la lana, y los álbumes de fotos, en cuyo caso se recomienda un material con pH neutro sin amortiguación (un-buffered).

Otros factores

A parte del contenido de la pulpa, hay otros factores importantes que contribuyen al grado de conservación del paspartú, incluyendo la calidad del papel de cobertura, solidez del color, calidad de los adhesivos de unión, y contenido de metales.
Por ejemplo, para cumplir con la clasificación mínima de los paspartús de grado conservación, los colorantes usados en papeles necesitan ser resistentes a la decoloración (especialmente si se exponen a luces UV) y al destiñe (si se expone en condiciones de humedad o mojado). Estos requisitos mínimos están dictados por estándares de la industria y tutelados por organismos e instituciones reconocidas del sector, tales como Professional Picture Framers Association  (PPFA en USA), el Library of Congress (LOC en USA) y la Fine Art Trade Gilt (FATG en Reino Unido).

Grados de paspartú: una visión general básica

Debido a los costes variables de las materias primas (pulpa, núcleo, papeles de cobertura), los paspartús se fabrican para satisfacer los diferentes requisitos del mercado y se distinguen comúnmente por estándares de la industria como grado decorador (básico), grado conservación (mejor) y grado museo (el mejor).

La materia prima utilizada para el paspartú de grado decorador es la pasta de madera básica, blanqueada y de baja calidad, que se amortigua con carbonato de calcio para proporcionar un nivel de pH alcalino temporal, lo que les permite denominarlos “libre de ácidos”, pero aún pueden contener lignina. Los papeles de cobertura coloreados más económicos que se usan en los paspartús no son de color estable como los pigmentados, más costosos; por lo tanto, sujetos a una decoloración más rápida. Estos paspartús son adecuados para enmarcados decorativos y de “corta” duración, pero con seguridad no son adecuados para obras de valor o enmarcaciones personalizadas para plazos largos.

Los paspartús de grado museo son los materiales de mayor grado disponibles y contienen las fibras de celulosa alfa más largas y limpias, con todas las capas de la plancha hechas con pulpa virgen de algodón. Los únicos aditivos adicionales para este grado de material son un agente amortiguador como el carbonato de calcio y las zeolitas SPZ (que atrapan y neutralizan de forma proactiva los contaminantes, tanto de la atmósfera como los generados por la obra de arte en sí).

Qué es un paspartú “RAG”?

Paspartú RAG es un término usado para describir un paspartú derivado de las fibras de algodón. Este término se utilizó por primera vez durante los inicios de la fabricación del papel cuando algunos papeles se fabricaban con trozos de tela (trapos, RAGS en inglés), aunque ahora ya no es el caso. Los materiales utilizados hoy en los paspartús de algodón RAG se obtienen del subproducto obtenido de una determinada manipulación del algodón.

Tener en cuenta que algunos de los paspartús RAG en el mercado solo contienen fibras de algodón para su núcleo, pero sus papeles de cobertura son derivados de materiales de pulpa de madera –técnicamente no cumplen con los requisitos mínimos  para un grado conservación.

Sin embargo, los paspartús RAG sólidos compuestos 100 % de alfa celulosa de algodón ofrecen mejor composición y mejor resistencia a largo plazo. Estos materiales son considerados los mejores y son los preferidos para museos e instituciones.

Es el caso para el paspartú de grado conservación.

Los trabajos de sus clientes son importantes para ellos, y merecen que se les ofrezca lo mejor. Aunque los paspartús de grado conservación puedan ser más costosos que los paspartús estándares de grado decorador, la diferencia no tiene que ser dramática si la consideramos dentro de un precio total por la enmarcación.

Si todavía no está convencido, tener en cuenta que la decisión está en manos del cliente final de pagar algo más para preservar sus trabajos, así que debemos brindarle la oportunidad de poder elegir.  Independientemente de la profesión que uno elija, nadie ha conseguido nunca ser el mejor sin usar los materiales de mejor calidad. La enmarcación profesional no es diferente. La calidad de tu producto es vital para tu reputación y un ingrediente esencial para un éxito duradero.

Al final del día, todo se reduce a imaginar dónde desea conducir su negocio: si quiere que su negocio sea el mejor, todo empieza vendiendo lo mejor.

 

Extraído de: “Understanding Matboard” de Jared Davis, publicado en la revista Picture Framing Magazine de julio de 2018

INGLET, SLU · Avenida Cervera, 21 · 25300 Tárrega (Lleida) Spain
Tel.: +34 973 312 312 · Fax: +34 973 310 755 · E-mail: comercial@inglet.com - AVISO LEGAL - POLÍTICA DE PRIVACIDAD - POLÍTICA DE COOKIES
Cenics | Disseny Web